Preguntas Frecuentes

¿Qué es el aceite de marihuana?

 

La “marihuana” es el nombre popular de una variedad de la planta Cannabis Sativa L., comúnmente tiene un contenido de THC considerable para poseer efectos psicoactivos. 

El aceite se refiere a la separación de la materia vegetal y de los compuestos activos (medicinales entre ellos THC y CBD) mediante distintos métodos que permiten hacer uso directo de dichos compuestos. Este concentrado de moléculas activas generalmente se encuentran en dilución con algún tipo de aceite, por ejemplo: aceite de oliva, de coco, de hemp, uva, entre otros; aunque puede servir también como base para cremas, supositorios, geles, jabones, entre un sinfín de productos terapéuticos.

La importación de productos con base en aceite rico en THC no es viable en México. Su obtención es clandestina y por tanto riesgosa para la seguridad y salud del paciente. La ley contempla únicamente la importación de productos con concentraciones de THC  menores al 1%. Sin embargo la prohibición no detiene al mercado ilegal, donde se ofertan productos sin estudios que comprueben su pureza y seguridad. Los cultivos colectivos o personales, pueden ser una alternativa veloz para brindar protección sanitaria real.

¿Qué es el aceite de hemp?

 

El Hemp o Cáñamo es una variedad de la planta Cannabis Sativa L. que tiene un mayormente un uso industrial. De él se pueden generar textiles, material de bioconstrucción, suplementos alimenticios, papel, y otros.

El cáñamo contiene mínimas cantidades de THC, por lo que se considera carente de psicoactividad. El cannabinoide predominante en esta especie es el cannabidiol o CBD.

De igual forma que con la marihuana, su aceite es la separación de la materia vegetal de los compuestos activos de la planta de HEMP o cáñamo, en el mercado su presentación es en dilución con algún tipo de aceite, ejemplo, aceite de oliva, de coco, uva, principalmente.

A este aceite se le ha llamado “marihuana medicinal” sin ser realmente marihuana. Su legalidad se justifica en que su contenido se limita al compuesto activo CBD, un cannabinoide no psicoactivo. Su adquisición es por importación a través de COFEPRIS; aunque la asociación civil Por Grace, puede facilitar el enlace para adquirir productos de la compañía Hemp Meds y próximamente se abrirá el mercado para la importación de productos ricos en CBD.

¿Qué es el CBD y el THC?

El CBD o cannabidiol, es un fitocannabinoide carente de efecto psicoactivo, es decir, no se le atribuye un estado alterado; a este compuesto se le atribuyen muchas propiedades terapéuticas, entre ellas antiepilépticas, ansiolíticas, analgésicas, antidepresivas, antiinflamatorias y antiproliferativas.

El THC o delta 9-Tetrahidrocannabinol, es la sustancia psicoactiva, este fitocannabinoide si presenta alteraciones perceptuales que pueden ser leves y agradables para consumidores lúdicos o fuertes y desagradables para los organismos no acostumbrados al cannabis. No por lo anterior  carece de efectos terapéuticos, y este es el motivo por el cual esta molécula se aprobó para su uso con fines médicos y de investigación.

¿Qué efectos secundarios se pueden presentar?

Los efectos secundarios pueden ser percibidos como desagradables en algunos casos, sin embargo algunos síntomas pueden resultar terapéuticos para ciertas patologías; ejemplos de efectos colaterales son la sequedad de boca, alteración de espacio/tiempo, estreñimiento, alteración en memoria de corto plazo, somnolencia, relajación muscular, estimulación de apetito, ojo rojo, hipotensión, mareo, taquicardia  y en casos raros y dependiendo la cantidad administrada, el entorno de consumo y la situación personal del usuario, puede provoca paranoia o ansiedad.

¿Causa adicción?

Los Cannabinoides son sustancias lipofílicas que al ser administradas se depositan en diversos tejidos, incluyendo el adiposo. Su liberación es paulatina y su eliminación total toma tiempo, es por eso que no se crea un síntoma de abstinencia como tal, por lo que el riesgo de adicción es muy bajo.

¿Cómo debe administrarse?

Fumar un cigarro de mariguana no es la idea de un acto saludable. Aceites sublinguales, cremas, comestibles y vaporizaciones son algunas de las formas de consumo que no implican combustión. La vía ideal varía de acuerdo a la patología a tratar.

La dosificación con cannabinoides es personal. Cada organismo varía en situaciones que interfieren en la tolerancia hacia los cannabinoides. Es importante iniciar siempre con dosis bajas e ir incrementando paulatinamente a medida que aumenta la tolerancia del usuario. Esta irá incrementando por lo que es recomendable subir poco a poco la dosis.

¿Puedo llevar el tratamiento si tomo otros medicamentos?

Gran parte de los medicamentos alópatas son metabolizados en el hígado, el cannabis es igualmente metabolizado a través de este órgano de desintoxicación; razón por la cual los cannabinoides pueden interactuar con otros medicamentos, ya sea para mejorar los resultados o produciendo el efecto contrario. Además es probable potenciar algunos efectos secundarios.

Es posible llevar un tratamiento en conjunto, incluso en algunos casos el cannabis puede ayudar a retirar otros medicamento; sin embargo es imprescindible consultar a su médico

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: