Esclerosis multiple

Cannabis: coadyuvante y desacelerador en esclerosis múltiple

¿Te imaginas perder movilidad y sufrir fuertes dolores musculares a una temprana edad? Así es el panorama de las personas diagnosticadas con esclerosis múltiple (EM).

Jóvenes en su mayoría, los pacientes de EM sufren síntomas que pueden llegar a ser incapacitantes. En muchas ocasiones derivan en afecciones psicológicas al verse privados de movilidad.

En México se estima que hay entre 12 y 15 mil personas con esclerosis múltiple y 2.5 millones en el todo el mundo. La prevalencia entre mexicanos es de 12 a 18 casos por cada cien mil habitantes.  Afecta a hombres y mujeres, aunque prevalece un porcentaje mayor de mujeres afectadas (60%). En ambos se presentan los primeros síntomas entre los 20 y 45 años de edad.

Sobre la esclerosis múltiple (EM)

La esclerosis múltiple es un padecimiento neurodegenerativo y autoinmune en el que el cuerpo ataca al sistema nervioso. Este se ve afectado y produce inflamación y pérdida de la vaina de mielina, generando síntomas motores y sensitivos.

La mielina es una lipoproteína que rodea a los axones de las neuronas y permite una adecuada conducción eléctrica para poder llevar estímulos sensitivos y motores. En una analogía entre un cable y una neurona, nuestras neuronas (células especializadas del sistema nervioso) son un sistema de cableado que conduce señal de imagen y audio. El metal (neurona) debe de ir rodeado de plástico (mielina) para no perder la conducción eléctrica. Si ese cable de plástico se daña, repercute en la conducción eléctrica, que en el ejemplo distorsiona la señal de imagen y audio recibida. En el organismo humano la desmielinización parcial o total afecta la conducción eléctrica, bloqueando adecuada transmisión sináptica.

Este padecimiento, al ser autoinmune, se caracteriza por el ataque del cuerpo mismo a estas vainas de mielina. En específico a la proteína oligodendrocitica de mielina (MOG). La microglia y los linfocitos T y B,  sistema inmunológico que comprende a las células de defensa de nuestro cuerpo, reconocen a las MOG como un agente extraño y las atacan hasta destruirlas.

Manifestaciones clínicas de la esclerosis múltiple

Generalmente inician con problemas de visión borrosa y alteración en la sensibilidad (parestesias, hipoestesias). Existe la siguiente clasificación según la aparición de los síntomas:

1. Remitente-recurrente: se presentan brotes sintomatológicos y remiten (desaparecen) sin tener avance progresivo.

Esclerosis Múltiple: brotes sintomatológicos

2. Secundariamente progresiva: se presentan brotes remitentes-recurrentes; sin embargo llega el punto en el que los síntomas se vuelven progresivos y empeoran poco a poco.

Esclerosis Múltiple: brotes remitentes-recurrentes

3. Primariamente progresiva: no presenta brotes agudos; sin embargo los síntomas empeoran con el tiempo.

Esclerosis Múltiple: no presenta brotes agudos

4. Progresiva recurrente: los síntomas empeoran con el tiempo y se manifiestan brotes agudos de manera continua.

Esclerosis Múltiple: brotes agudos

 

Diagnóstico y tratamiento para la EM

El diagnóstico se realiza con vigilancia clínica. Y se auxilia con resonancia magnética que muestre criterios de desmielinización al observar las lesiones con gadolinio. También puede estar apoyado por los potenciales evocados.

Dependiendo las formas de presentación de la enfermedad, se prescriben tratamientos que generalmente se basan en antiinflamatorios, inmunomoduladores, medicamentos modificadores de la enfermedad (FARME), relajantes musculares, benzodiacepinas, antidepresivos, etc.

En países como Reino Unido, Estados Unidos, Canadá, España y Alemania, la farmacéutica GW Pharmaceuticals distribuye Sativex, medicamento con los derivados cannábicos THC:CBD. Este está indicado para síntomas en pacientes con EM. Se han realizado estudios observacionales donde se probó el medicamento vía spray oral (sublingual), encontrando mejoría en los síntomas del ≥30% sin encontrar efectos secundarios relevantes.

Sin embargo, muchos de los pacientes que padecen EM no encuentran efectivos los tratamientos alopáticos. Entonces, la terapia alternativa con cannabinoides ha ganado interés entre esta comunidad. Esto porque el cannabis ayuda a paliar los síntomas y presentan menos efectos secundarios. Incluso, con un adecuado acompañamiento médico, es posible disminuir dosis o retirar algunos de los fármacos recetados.

Los síntomas en etapa más avanzada engloban desde espasticidad muscular, dolor, insomnio, depresión, problemas de habla e incontinencia urinaria o fecal.

Cannabis: coadyuvante y desacelerador

El cannabis tiene amplios usos para tratar síntomas de la esclerosis múltiple. Se han reportado casos en la mejoría de la espasticidad muscular y dolor en un estudio realizado en California con 30 pacientes con diagnósticos de EM. Encontraron que los pacientes que recibieron cannabis mejoraron su sintomatología comparado con un grupo placebo, por lo que se esperan más estudios que comprueben su efectividad con menor impacto cognitivo.

En una investigación realizada en murinos, los autores estudiaron el papel de los receptores CB2 y su función en el dolor asemejando con modelos para esclerosis múltiple, ya que el Sativex (THC/CBD 1:1) puede ocasionar efectos secundarios por la activación del receptor CB1 ejercido por el THC. Demostraron, con un sintético agonista de CB2, que puede reducir el dolor, lo que propone una vía para mitigar el dolor en pacientes con esclerosis.

Por otro lado, se sugiere que la activación de los receptores CB1 podrían ejercer un efecto neuroprotector, al mediar los efectos inflamatorios en las vainas de mielina. Esto plantea la posibilidad de que una terapia en conjunto podría ser más efectiva, aunque pudiera presentar efectos secundarios menores como náuseas o afectación cognitiva.

Otro estudio realizado investigó el cannabinoide no psicoactivo cannabidiol (CBD) en ratones inmunizados contra MOG. El CBD ayudó a disminuir la actividad de la microglia y linfocitos al ataque de mielina teniendo un efecto inmunomodulador. Esto mejoró los síntomas en murinos experimentales y detuvo un poco el avance de la enfermedad.

Por último, se ha sugerido el uso de cannabinoides como tratamiento para trastornos en el estado de ánimo, entre ellos la depresión. El uso del CBD expresa mecanismos similares al de algunos antidepresivos convencionales en la acción que podría estar mediada por los receptores serotoninérgicos (5-HT1A).

Además, un investigador mexicano de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) sugiere que los cannabinoides podrían aplicarse como terapia para los problemas de insomnio.

Conclusión

El neurólogo mexicano Subdirector de Enseñanza en el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, José Flores Rivera considera al cannabis medicinal como alternativa para tratar algunos síntomas de la esclerosis múltiple. Señala que el impacto de la selección del tratamiento para EM es determinante para la calidad del vida del paciente. 

Aunque el cannabis es un coadyuvante, vale la pena prestar mayor atención a sus propiedades neuroprotectoras que podrían ser efectivas para retardar el progreso de la enfermedad y proveer del goce máximo de calidad de vida a al menos 30% de los pacientes de EM en México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *