Cannabis y coronavirus

Cannabis y coronavirus

Distintas investigaciones en el mundo sostienen que el uso del cannabis podría utilizarse para bloquear el acceso del COVID-19

En este tiempo, entre los estragos por la pandemia, múltiples investigadores de diferentes partes del mundo, se han dedicado a la búsqueda de una vacuna o medicamento que contrarreste el virus que asemeja a una corona. Por ello, no es extraño que algunos especialistas han analizado el cannabis y coronavirus para encontrar una alternativa que retrase la propagación del virus, debido a la múltiples dianas terapéuticas que ofrecen la basta variedad de cannabinoides.

Existe evidencia en el aumento de diagnósticos de COVID en pacientes que fuman o vapean cannabis o nicotina, sin embargo, el uso exclusivamente médico de la planta, plantea la posibilidad de sumar su uso como un posible tratamiento o coadyuvante. 

Con el respaldo de investigaciones científicas que se desarrollan principalmente, en países como Israel, México y Canadá, expertos trabajan en distintas líneas de investigación, dentro de las que destaca la canadiense por sus prometedores resultados para contrarrestar los contagios por virus el SARS-COV-2.

Canadá: receptores ACE2

Recientemente, en Canadá un grupo de investigadores  trabajan con  distintos componentes del cannabis que aumentan la resistencia de las células del pulmón —donde se asienta, reproduce y propaga— contra el coronavirus.

Esta investigación, publicada en Preprints.org y liderada por el Dr. Igor Kovalchuk, profesor de Biociencias de la Universidad de Lethbridge, apunta que sus cepas de cannabis altas en CBD, especialmente desarrolladas, impiden la entrada del virus a las células ya que el receptor de ACE2 (Enzima convertidora de Angiotensina II) es el que utiliza el virus SARS-COV2 y el CBD modula los niveles de ACE2, estos receptores se  encuentran en las células de 19 órganos diferentes pero especialmente en pulmón, la mucosa de la boca y nariz, riñones, testículos y tracto gastrointestinal principalmente.

Kovalchuk explica que el CBD podría alterar el acceso del SARS-COV2 debido a una disminución del receptor de ACE2, lo que significa que el huésped sería menos vulnerable. Sin la presencia del receptor de ACE2 en el tejido, el virus no puede penetrar.

Los investigadores han analizado más de 800 extractos de cepas del cannabis. Sin embargo, ahora se concentran en 12, aproximadamente, con alto contenido de CBD. Al hacer simulaciones y utilizar modelos de tejido en 3D, se analizó la afectación de cada cepa a infecciones por COVID-19, específicamente, la capacidad de cada cepa para modular los niveles de ACE2.

Asimismo, se han podido identificar 13 extractos de CBD que nivelan la enzima. Además, se sugirió que algunas cepas también pueden regular otra proteína crítica para que el virus ingrese: la serina proteasa TMPRSS2.

Según palabras del profesor de Biociencias: “ […] algunos de ellos han reducido la cantidad de estos receptores en un 73 por ciento, la probabilidad de que ingrese es mucho menor. Si pueden reducir la cantidad de receptores, hay muchas menos posibilidades de infectarse».

A pesar de que los hallazgos son prometedores, aún no han podido tomarse como evidencia de la capacidad del cannabis para tratar el coronavirus. Esto debido a que los investigadores no han logrado determinar la proporción ideal de THC y CBD. Si se realiza un seguimiento por pares, es decir, por otras personas que pertenezcan al gremio, podría desarrollarse investigación mediante enjuagues bucales, inhalantes o cápsulas.

Sin una financiación adecuada y sin más investigaciones, faltarán los conocimientos sobre los cannabinoides, independientemente de que los resultados de las investigaciones sean exitosos. “Al menos ahora hay un amplio interés”, dijo Kovalchuk.

Israel: avances en la industria y la salud

En Israel, luego de la creación de un Comité de Finanzas y Salud (2019) —encargado del etiquetado, instrucciones de uso y dosificación— y su acepción del cannabis como una industria que puede generar grandes beneficios económicos y para la salud, se ha comenzado a exportar y facilitar su consumo con fines medicinales y, parcialmente, de uso adulto.

Cannabis y coronavirus

Actualmente, médicos del Hospital Ichilov, en Tel Aviv, buscan usar las propiedades de la planta y han comenzado a administrar cannabis de forma moderada como parte de un tratamiento experimental que retrase la propagación del virus.

Estos estudios Israelíes, conducidos por distintas áreas del hospital y encabezados por el anestesiólogo Barak Cohen, investigan la sustancia activa cannabidiol (CBD) que pueden disminuir los procesos inflamatorios y otros síntomas relacionados al coronavirus.

Este componente de la planta es considerado seguro y no adictivo. Además, fue aprobado en 2018 por la Food and Drug Administration (FDA) para el tratamiento de desórdenes de ansiedad, dolor, aprendizaje y movimiento.

México no se queda atrás

En el caso de México, se gestionan actualmente cuatro proyectos de investigación por el Sistema de Salud Instituto Tecnológico de Monterrey (TecSalud), entre los cuales uno focaliza en la atención de coronavirus mediante el uso de CBD, componente no psicoactivo del cannabis conocido por sus efectos antiinflamatorios en la miocarditis que se deriva de la enfermedad.

El rector de TecSalud, Guillermo Toro Amione, explicó que no existe un tratamiento estándar aprobado. Asimismo, recalcó que seguramente en alguna etapa se tendrá una vacuna, pero una cosa es tenerla y otra es que pueda llegar a nivel global, pues su manufacturación es un proceso complejo.

Resulta evidente la importancia de seguir desarrollando estas investigaciones como aquellas que generen una alternativa médica que funcione como apoyo ante los millones de casos que presenta la pandemia. Sin embargo, la descalificación y poca aprobación ante estas propuestas deja al descubierto el pensamiento prohibicionista que ha permeado desde hace más de 80 años.

Si bien, hay una mayor apertura por parte de la población al someterse a tratamientos que involucran el uso del cannabis, aún queda mucho por recorrer ante las limitaciones en la investigación que impone la misma comunidad científica-médica.

Estamos en una situación crítica que acentúa la necesidad de contemplar alternativas de acceso como el autocultivo, así como la necesidad de asesoramiento y legislación que lo respalde. Además, de enfatizar en las vías de administración que resulten más beneficiosas para sus consumidores.

Escrito por Erick Estrada

15/05/2020 

Referencias:

Si necesitas asesorías sobre recursos legales para hacer uso del cannabis medicinal envíanos un correo a info@cannapeutas.mx o si necesitas algún profesional de la salud experto en cannabinoides consulta nuestro Directorio Médico.

Conoce nuestra Oferta Académica completa:

-Curso Multidisciplinario de Cannabis Medicinal en línea

-Taller de Dosificación en línea

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: