Tailandia: políticas hacia una cultura cannábica

Tailandia se convirtió en el primer país del sudeste asiático en permitir el uso medicinal y terapéutico de la marihuana fusionada con la medicina tradicional.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es ZcBD42p9Vnaz2fzKMq59IR9vQN7QH7L4BhmOOROpZKxaJX905POGuWusbEpt2vN_wwBhGK0FmqNzIq_OlwObGhyy0otmj1jSG_anC5CXKrOnqr5RWJRd5BgrNZwQWyM8bAu8e9wJbLi8ZoQv-Q

Mientras muchos países en el mundo siguen manteniendo una postura poco indulgente respecto al consumo y venta de cannabis, algunos otros comienzan a unirse a las prácticas de Canadá, Uruguay, Brasil, Australia, y Estados Unidos, al percatarse de la oportunidad que representa para el mercado.

Hace apenas un par de años, Tailandia era conocida por su estricta regulación en el cultivo y uso de cannabis; considerada como un narcótico de nivel 5, con castigos que se extendían hasta los 15 años de cárcel y multas considerables. 

Desde que el gobierno tailandés anunció la legalización del cannabis medicinal, hay empresas de todo el mundo que quieren entrar en el mercado del país. Entre ellas, se incluyen Otsuka Pharmaceuticals de Japón y GW Pharmaceuticals del Reino Unido. 

Visión y postura política

Las actitudes políticas tailandesas frente al uso de cannabis y su legislación han sido conservadoras. Como parte de la guerra contra las drogas del gobierno (2003), se suscitaron cerca de 2,800 muertes por delitos relacionados. En 2005 se descubrió que más del 50% de los casos no tenía relación alguna con las drogas. Fue hasta 2016 que se sugirió la despenalización y regulación basada en la observación de las duras leyes que no lograban controlar su uso. 

La Junta de Control de Estupefacientes (NCB) era encargada de prevenir y reprimir el consumo ilegal de cannabis. Sin embargo, en 2018, Tailandia se convirtió en el primer país del sudeste asiático en permitir el uso medicinal y terapéutico de la marihuana. 

Finalmente, en diciembre de 2018 —con 166 votos a favor, 13 abstenciones y ningún voto en contra—, la Asamblea Legislativa Nacional aprobó por unanimidad el uso de Cannabidiol (CBD) para el tratamiento de afecciones a la salud como: dolores, náuseas, falta de apetito de pacientes con cáncer, epilepsia infantil y esclerosis múltiple.

Acorde a dicha legislación, el Ministerio de Sanidad Pública, creó una nueva regulación acerca de la producción, distribución y posesión de cáñamo que permite el cultivo bajo licencia. No obstante, el uso recreativo sigue considerándose ilegal y punible a multas que dependen de la cantidad en cuestión. 

Prescripción y licencias

A partir de abril del 2019 se comenzó a recetar CBD para tratar enfermedades y trastornos. Asimismo, se permitió introducirlo en el país, siempre y cuando el usuario tuviera el permiso de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) que, en conjunto con la NCB, regulan la investigación y los productos aprobados disponibles a base de cannabis. 

En esta nueva legislación, se especificó que los usuarios del cannabis medicinal deberán contar con una receta o certificado reconocido por especialistas de medicina tradicional e indígena. De esta misma manera, las licencias para el cultivo, producción y venta de medicamentos, así como cáñamo, están controladas rigurosamente. Los extractos y cáñamo fueron suprimidos de su lista de narcóticos y propuso una ley que permitiría cultivar hasta seis plantas de cannabis por hogar. 

Clínicas y educación

El 6 de enero del 2020 se inauguró la primera clínica gubernamental en Bangkok que distribuye cannabis medicinal. Este establecimiento proporciona aceite de cannabis sin costo, en frascos de 5 a 10 mg, a personas que sufren los efectos del tratamiento por cáncer, esclerosis, insomnio, migrañas y que están suscritas al programa. 

Primer Ministro de Tailandia

A pesar de que ya existen 25 clínicas conectadas a hospitales generales en todo el país, solo operan pocos días a la semana —a diferencia de esta—. El Ministro de Salud tailandés apuntó que se trata de una clínica piloto, pues no cuentan con suficientes médicos expertos en cannabis, sin embargo “marca el comienzo”.

La clínica espera atender entre 200 y 300 pacientes al día: “Combatimos por la mejor salud de los ciudadanos tailandeses y por mejores oportunidades económicas. Luchamos por la mejor salud de los tailandeses y luchamos por una mejor economía.”, señaló Charnvirakul.

El ministro recalcó la importancia de la supervisión de médicos profesionales: “[…] los productos del cannabis debían utilizarse con cuidado y que el uso médico tenía como objetivo ayudar a las personas con bajos ingresos a acceder a medicamentos asequibles”. También, se anunció el lanzamiento del programa web de educación sobre cannabis medicinal del gobierno, con el Dr. Ganja, su imagen de marca para los niños. 

Dr, Ganja en Tailandia

Imagen extraída de la cuenta de Twitter del primer ministro de Tailandia: https://twitter.com/prim_chuwiruch/status/1204607171415158785/photo/2

México y Tailandia: intertextualidad

La nueva política implementada en el sudeste asiático tiene como trasfondo la educación. Resulta evidente la preocupación por prácticas incorrectas de administración, consumo inconsciente y disputas en los mercados, sin embargo han adoptado un modelo que podría ser clave en la implementación de una legislación para México. 

En México es necesaria una legislación que nos direccione hacia una cultura de consumo consciente, hacer uso de los medios que nos rodean y aprovechar la tecnología como una herramienta interactiva que fomente el aprendizaje. 

Actualmente, en México se adeuda, por parte del Poder Ejecutivo, la reglamentación correspondiente a la Ley para uso Medicinal del Cannabis, aprobada desde junio del 2017. El atraso ha sido tal, que algunos pacientes han tenido que acudir a instancias judiciales para ampararse y exigir el cumplimiento de lo ya ordenado tanto en el Congreso, como en la suprema Corte de justicia de la Nación.

Mientras, Tailandia se posicionó como un país pionero en Asia. Con esta iniciativa busca estar a la par de otras naciones y apostar por el uso medicinal del cannabis. Durante mucho tiempo, Tailandia se ha visto influenciada por las políticas y el enfoque estadounidense sobre control de drogas. Hoy, finalmente, han quedado atrás los castigos y penas por el solo uso, consumo o portación de marihuana. Parece que las leyes son cada vez más permisivas y que cada vez más naciones pueden adaptarse a estos enfoques. 

27/02/20

Escrito por: Erick Meny Estrada

REFERENCIAS:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: