Dra. Inbar Maymon acerca del desarrollo de la industria del cannabis en México.

NECESARIA ASESORÍA PARA EL DESARROLLO DE LA INDUSTRIA DEL CANNABIS EN MÉXICO: DRA. INBAR MAYMON

El equipo de la Secretaría de Gobierno, Olga Sánchez Cordero, ha realizado labores de investigación sobre la implementación del cannabis en localidades en las que este ya se encuentra regulado.

Específicamente, visitaron al primer ministro de Canadá con el objetivo de analizar el modelo de gestión de políticas públicas sobre los usos regulados del cannabis.

Ante los inminentes cambios, la asesoría profesional de las entidades experimentadas se hace indispensables. Sin embargo, por encima de Canadá, Israel se erige como la potencia mundial en términos de tecnología e investigación médica del cannabis.

En las últimas décadas, el gobierno israelí ha impulsado la innovación tecnológica y el desarrollo científico en torno al cannabis medicinal.

Gracias a la flexibilidad en sus políticas referentes al cannabis, el país mayoritariamente judío, se ha posicionado como pionero en la investigación científica de la marihuana, convirtiendo a Israel en la excepción de Medio Oriente, al adoptar una postura permisiva para la investigación del cannabis, sus aplicaciones y el desarrollo tecnológico para la producción e innovación médica.

No es gratuito que algunas de las referencias científicas con mayor reconocimiento, hayan desarrollado sus trabajos e investigaciones en este país. Tal es el caso del Dr. Raphael Mechoulam, padre de la medicina cannábica moderna y el de la Dra. Inbar Maymon, científica y actual asesora de empresarios que buscan invertir en la industria.

Tras 15 años de estudiar la planta, Inbar comenzó a brindar asesoría a interesados por invertir en la emergente industria

“…entendí que hay una gran brecha entre lo que los inversores entienden y la tecnología. Les explico que tecnologías hay, qué es nuevo, qué es mejor, así entienden un poco más”

La Dra. Inbar, quien visitó nuestro país el año pasado, considera que existe un gran potencial para proyectos de inversión en México, pero resulta imprescindible recibir asesoría de las naciones que ya han cambiado sus políticas para evitar caer en equivocadas decisiones.

Durante la entrevista, Inbar hizo hincapié en la rápida generación y expansión de nuevas tecnologías en el mundo.

Su trabajo, es dirigir el capital de inversionistas, dado el contexto de desarrollo y adaptación del mercado, ya que no todas las innovaciones tendrán los resultados esperados.

La experiencia internacional

“Lo primero que me di cuenta, es que aquí en México está la oportunidad de hacer las cosas sin todos los errores que se han cometido”.

Considerar la experiencia de otros países será la principal estrategia para reducir el margen de error en los programas que regulen el acceso al cannabis medicinal; aunque las mejoras constantes serán inevitables, no debemos pasar por alto importantes focos rojos.

De acuerdo con datos del Equipo de Evaluación y Monitoreo de la Regulación del Cannabis de la Universidad de la República en Uruguay, el rígido nivel de evidencia para la autorización de producción y venta de cualquier producto de cannabis medicinal, igual al de cualquier otro medicamento, así como otras trabas administrativas, paradójicamente, han propiciado la formación de un mercado negro, con productos no controlados y presentados como “cannabis medicinal”.

Por otro lado, Canadá ha tenido oportunidad de mejorar sus prácticas por su veteranía en la materia que comienza desde 1999 y que para 2001 ya contaba con licencia de producción y autocultivo.

A pesar del instaurado uso medicinal, desde la reciente regulación del mercado recreativo, Canadá destinará más de 1,000 millones de dólares en educación durante los próximos seis años. Demostrando que no se debe escatimar en actividades que promuevan una sana cultura cannábica.

No obstante el tiempo que tomará sentar las bases de la nueva política para su puesta en práctica, Inbar considera que no hay que esperar para hablar del tema en las universidades, con la comunidad médica y científica.

Las otras barreras: experiencia Israel

No sólo la legislación punitiva separa a los pacientes del cannabis medicinal.

El resultado de una campaña internacional anticannábica es el motivo principal por el que algunas sociedades del mundo rescatan representaciones simbólicas negativas sobre la marihuana, en consecuencia, se genera una brecha de desconfianza entre esta alternativa médica y miles de pacientes. Tristemente, a pesar de liderar la tecnología e investigación en ciencia del cannabis, la cultura ha impedido un acercamiento exitoso.

“La barrera más grande es la gente, la cultura”, expresa Maymon; ya que no muchos pacientes confían en el cannabis medicinal. Según aproximaciones de la Dra. Inbar, hay 30000 personas que pueden utilizar cannabis medicinal a través de uno de los 80 médicos que pueden prescribir. El paciente va al médico, quien hace un cuestionario y define si el paciente requiere o no del tratamiento.

Israel empezó con fuerza a mediados del 2005 pero ahora la regulación es mucho más fuerte y derecha; antes era solo un médico, ahora hay 80, la regulación es más fácil así que más gente puede acceder al cannabis como terapia.

Educación: la principal recomendación

La respuesta inmediata al preguntar recomendaciones para el caso en México fue tajante: educación.

Ahí se encuentra una de las brechas más acentuadas entre los avances científicos y médicos del cannabis. Los médicos se limitan al hablar y escribir de cannabis porque no llegan a comprender sus alcances y limitantes; tampoco conocen sobre las distintas vías de administración.

Considera de igual forma vital la cooperación entre laboratorios para compartir conocimientos. Por ahora debemos utilizar la información disponible, aunque fragmentada, es el camino para comprender más aspectos de la planta y lograr optimizar sus resultados médicos.

Matraces cannabis medicinal

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: