Costo VS beneficio en terapias cannábicas

La práctica médica se vale de la ciencia comprobable para determinar la seguridad y eficacia de medicamentos para atacar enfermedades y/o cubrir sintomatologías, pero a pesar de existir estandarizaciones en dosis y consensos en la aplicación de ciertos tratamientos, siempre existen variantes individuales que deben considerarse. Es por ello que al momento de recomendar y elegir el tratamiento ideal, tanto médico como paciente deben tomar en cuenta el costo vs beneficio en terapias cannábicas, la calidad de vida y salud del paciente, lo cual indicará la administración de un determinado fármaco.

Tomemos un ejemplo simple y recurrente. En una faringoamigdalitis (infección en garganta) el paciente presenta fiebre y malestar general, en casos más severos se interrumpe la ingesta de alimentos por odinofagia (dolor al deglutir.) En estos casos, el tratamiento es temporal, por lo que no representa grave riesgo, ya que consta en antiinflamatorios no esteroideos -AINES- para disminuir la inflamación, reducir la fiebre y el malestar general; se puede recetar también algún protector de la mucosa gástrica y acompañarse de antibiótico por cierto tiempo. En este sentido, los fármacos administrados no causan un impacto negativo considerable al organismo debido a que el tratamiento es por tiempo limitado y ayuda al paciente a sentirse mejor, más aún si se acompaña de algunos conocidos y efectivos remedios naturales.

Sin embargo, este no el caso del cannabis, ni de su precoz práctica médica. Además, no todas las condiciones requieren procedimientos de atención cortos. ¿Qué pasa cuando los tratamientos son por tiempo indefinido o no existe alternativa para el paciente que no responde a los fármacos convencionales? 

En otros casos, los efectos secundarios pueden ser muy agresivos y algunas veces intolerables, por ejemplo; los efectos adversos de la quimioterapia. Existen un sinfín de particularidades en las que conviene evaluar costos y beneficios.

Agregando un grado de complejidad, en el caso del cannabis, no se conoce en primera instancia muchos de los mecanismos de acción a nivel molecular, por lo que adicional a las variantes anteriores, el costo vs. beneficio en debe valorarse de forma experimental, siempre en compañía de tu médico.  

costo vs beneficio en terapias cannábicas

BALANCE COSTO VS BENEFICIO

A partir de considerar esta balanza se intenta dilucidar el efecto secundario de cualquier tratamiento en contraste con otro.

Buena parte de las sociedades modernas asocian medicamentos alopáticos con cierta exclusividad científica, por lo que culturalmente se crea la idea de que este tipo de medicina es la más efectiva. Esta concepción se ha gestado gracias a la maquinaria publicitaria detrás de la industria farmacéutica, que se presenta siempre con pulcritud y benevolencia sin mención de los efectos secundarios, sobre todo los de largo plazo.

De este modo se ha trivializado la efectividad de sustancias en su estado natural para aliviar enfermedades y paliar síntomas. Más aún en el caso del cannabis, dado su historia de prohibición y tratamiento mediático, el choque cultural puede ser mucho mayor; por lo que además de ciencia, se requiere voluntad de aprendizaje y una mente abierta para reconceptualizar aquello que nos evoca una idea negativa y que podría representar un tratamiento con mejores resultados y menores efectos adversos.

CANNABINOIDES

Aunque esta meditación se puede llevar a los terrenos de cualquier diagnóstico, existen circunstancias particulares en las que esta controversia ha tomado un papel más relevante, tal es el caso de la administración de derivados de cannabis en niños y mujeres embarazadas, por lo que decidimos ahondar en este par de situaciones para reflexionar sobre las decisiones a la hora de pensar en el cannabis como medicamento.

Son varios los factores que pueden intervenir para considerar, o no, al cannabis como tratamiento médico. Los primeros aspectos a considerar son la edad, patología y estado del paciente. 

Adicionalmente hay evidencias de presentar menos efectos secundarios cuidando la dosificación, pero cada una de las situaciones mencionadas, presentan naturalmente particularidades específicas.

Es de vital importancia distinguir entre las distintas moléculas del cannabis y sus efectos, particularmente las más conocidas y utilizadas medicinalmente: ∆₉Tetrahidrocannabidiol (THC) y Cannabidiol (CBD). Se sabe que mientras el THC manifiesta efectos secundarios y se ha utilizado, con mucho éxito, en pacientes pediátricos con síndromes epilépticos, epilepsias refractarias o de difícil control. Es una molécula en investigación por su probable beneficio en cáncer, y es ampliamente utilizada para contrarrestar náuseas.

costo vs beneficio en terapias cannábicas

ADMINISTRACIÓN DE CANNABIS DURANTE EL EMBARAZO

El embarazo es una etapa compleja, y aunque la idea generalizada es la conclusión del embarazo con memorias felices, la realidad es que para muchas mujeres es una etapa difícil tanto física como emocionalmente.

El primer malestar que se refiere en el embarazo pueden manifestarse como hiperémesis gravídica o las temidas náuseas.  En casos más complicados, en conjunto al periodo de gestación, la mujer puede presentar alguna enfermedad crónica como dolor, esclerosis múltiple, artritis reumatoide, lupus, insomnio, entre muchas otras posibles para las que se requiere tratamiento, el cual debe ser suspendido durante dicho lapso y lactancia.  ¿Puede emplearse el cannabis como medicamento durante el embarazo?

Hay quienes consideran a los cannabinoides como tratamiento sustitutivo en embarazo, derivado de los fuertes síntomas de enfermedades como las mencionadas anteriormente y la falta de fármacos seguro durante el embarazo. Esto se debe a evidencia anecdótica de madres consumidoras; empero las faltas de estudios concluyentes, impiden promover el uso de ciertos cannabinoides en esta etapa, a pesar de sus propiedades antieméticas.

No se han encontrado contraindicaciones directas con el uso del CBD en el embarazo; en cuanto al THC, se sabe que los cannabinoides pueden atravesar la barrera placentaria y llegar al bebé e intervenir en el desarrollo del Sistema Nervioso Central (SNC). Algunos estudios sugieren que el consumo de cannabis puede disminuir la circunferencia del útero y provocar bajo pesos en el recién nacido, así como predisposición a enfermedades como leucemia pediátrica. Sin embargo, no hay estudios que sustenten esas teorías y no hay evidencia científica que lo compruebe. Nuevamente se aclara que a falta de evidencia confiable no debe recomendarse el uso de THC en el embarazo, independientemente de la vía de administración.

CBD en embarazo

CANNABIS EN EDADES PEDIÁTRICAS

Si es dudosa la administración de fitocannabinoides en el embarazo por afección al producto, es lógico pensar que en edades pediátricas y en adolescentes, en las que el cerebro aún se encuentra en desarrollo (hasta los 21 años), existen riesgos al consumo; sin embargo, los cannabinoides, podrían ser más seguro que otros fármacos en determinadas circunstancias, es aquí donde se debe discernir informadamente.

Dentro de los riesgos de exposición al ∆₉Tetrahidrocannabidiol en cerebros jóvenes, los estudios refieren alteración de memoria y aprendizaje. Adicionalmente, el consumo en edades tempranas predispone a la dependencia y tolerancia. También se ha sugerido, sin estudios concluyentes, sobre cierto grado de deterioro en habilidades motoras.

El consumo de THC, es entonces contraindicado en menores. La predisposición a inestabilidad emocional por genética, acompañado de factores psicosociales, aumentan el riesgo de adicción y consumo problemático que puede desencadenar afecciones mentales; durante la exposición a la molécula psicoactiva, puede presentarse un episodio de paranoia y psicosis. Por lo anterior, es justificable la preocupación por consumo recreativo en menores, mas no debiese considerarse como daño definitivo en su consumo medicinal.

Desde un enfoque objetivo se debe considerar la calidad de las flores que comúnmente se consigue en el mercado negro. La marihuana ilegal difícilmente cumplirá con las características de una planta medicinal; puede estar altamente contaminada con hongos, pesticidas, plagas y una cantidad inimaginable de sustancias dañinas, derivado de las malas condiciones de cultivo, almacenaje y distribución.  Combustionar cualquier sustancia, tampoco beneficia el resultado de esos estudios que señalan afectaciones en el SNC.

Por lo anterior, es ilógico comparar los resultados de estudios de consumo recreativo en menores, a la posibilidad de administrar THC de forma medicinal con productos de alta calidad; pero a todo esto ¿por qué quisiéramos administrar cannabis a un menor? Resulta que en algunos diagnósticos de epilepsia el CBD no es suficiente, y ante las escasas alternativas, se ha experimentado la administración de THC con resultados sorprendentes.

Costo vs beneficio en terapias cannábicas

Sin embargo, no sólo las variantes farmacológicas determinan la práctica de medicación. El elevado costo del CBD y los casos en los que presenta poca efectividad, ha llevado a la administración empírica de extracciones caseras que incluyen THC y lo que se ha observado es un resultado efectivo. Es decir, que contrario a lo que se piensa, el THC puede significar un beneficio mayor. Así lo constata un alto número de pacientes y organizaciones que, ante el número elevado de crisis convulsivas y la sedación exagerada de otros fármacos, han optado por la administración de aceites derivados del cannabis.  Es importante mencionar que en niños debe iniciarse con aceites de CBD y bajo THC. A pesar de ello y como se mencionó anteriormente, en pocos casos sucede que el CBD resulta poco efectivo, o se genera resistencia. En casos muy extraños las crisis pueden llegar a empeorar. 

Es por ello que una parte de la comunidad científica, defiende el uso de extractos de espectro completo y el uso de THC cuando el caso lo requiere; ya que se hace evidente el beneficio de reducir el número de crisis, al costo de administrar un medicamento natural y con menores efectos secundarios que fármacos antiepilépticos.

RECOMENDACIONES Y CONSIDERACIONES

De acuerdo a lo ya dicho, es imprescindible considerar el estatus legal de cada una de las moléculas. En México se aprobaron reformas legislativas para permitir el uso de extractos con menos el 1% de THC, cantidad muy baja para considerar un posible efecto, y estas serán efectivas una vez que la COFEPRIS publique la reglamentación correspondiente. Por lo mientras, es medianamente factible la obtención de aceites ricos en CBD, por lo que, de requerir un extracto de THC, las familias se encuentran con grandes obstáculos que las llevan en ocasiones a cultivar las cepas requeridas para extraer el aceite caseramente.

Sin duda es una decisión compleja que debe hacerse con todo el conocimiento de los riesgos y con amplio sentido de responsabilidad; tomando en cuenta no sólo los aspectos legales, sino las desventajas de administrar un producto no estandarizado y de concentración desconocida; por lo que será imposible conocer la dosificación adecuada.

El seguimiento médico ayudará a llevar un tratamiento más efectivo y de menor riesgo. Es importante cuidar interacciones medicamentosas y saber que la dosis es determinante en el resultado.

Si necesitas asesorías sobre recursos legales para hacer uso del cannabis medicinal envíanos un correo a info@cannapeutas.mx o si necesitas algún profesional de la salud experto en cannabinoides consulta nuestro Directorio Médico.

Conoce nuestra Oferta Académica completa:

-Curso Multidisciplinario de Cannabis Medicinal en línea

-Taller de Dosificación en línea

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: