fbpx

Medicamento aprobado por la FDA pierde efectividad a los 7 meses

La agencia gubernamental estadounidense, Food And Drug Administratios (FDA), se encarga de «proteger los alimentos con lo que las familias alimentan a sus hijos y mascotas y garantizar la efectividad de la medicina que necesitan» . Para contribuir a mejorar la salud y el bienestar de los estadounidenses, por lo que la FDA desempeña un papel crítico en la salud pública. 

Ha sido puesta en duda en varias ocasiones a credibilidad de la FDA. No es la primera vez que los medicamentos aprobados por este organismo no cumplen con las indicaciones atribuidas, e incluso han dañado la salud pública.

No es de extrañar que siendo Estados Unidos el principal promotor de la política cannábica prohibicionista a nivel mundial, la FDA incurra en importantes sesgos científicos a la hora de actualizar la clasificación que presenta sobre los componentes del cannabis.

Un hecho histórico

En junio del 2018, por primera vez, la FDA aprobó un medicamento con base en el cannabinoide no psicoactivo CBD o cannabidiol.

La seguridad de esta molécula para consumo humano, ha sido investigada, expuesta y defendida por especialistas alrededor del mundo; incluso la OMS declaró desde 2017 que este compuesto debía ser reclasificado por no representar un peligro para la salud. 

GW Pharmaceuticals es la farmacéutica que desarrolló el primer fármaco con base en CBD aprobado por la FDA. Epidiolex se trata de una fórmula líquida de CBD que se extrae de flores de cannabis para el tratamiento de epilepsias de difícil control como el síndrome de Dravet y el síndrome de Lennox Gastaut. Entre sus productos, se encuentra también, Sativex indicado para tratamiento de espasticidad en Esclerosis múltiple; sin embargo a diferencia de Epidiolex, este spray bucal contiene THC y CBD en la misma cantidad.

Sin embargo, el estudio presentado en la reunión anual de la sociedad Americana de Epilepsia, indicó que casi todos los pacientes reportaron perdida en la efectividad del medicamento después de 7 meses de uso. Algunos experimentaron elevar la dosis sin mejoras notables. Otros, descontinuaron el uso por efectos secundarios como vómito, náusea, pérdida de apetito y aumento en somnolencia. 

No es el primer estudio que demuestra poca efectividad en el uso de compuestos aislados, comparado con medicamentos que conservan el espectro completo del cannabis, lo que se conoce como efecto séquito.

Fuente:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: